Manchándome

Sigo manchándome poco a poco de más colores. Hoy cuento cuatro meses desde que con un libreto de Colores, manchada y escrita con colores, hablé pública y oficialmente de COLORES. Sin orden hablé de todo lo que había estado maquinando un tiempo atrás. Lo hablé de verdad y por los nervios del momento estaba lleno de color. Porque había dudas, miedos, confianza, ilusión, amor, ganas… Y allí estaba manchándome, ¡pringándome! Y sigo caminando descubriendo colores a cada paso. Yo era consciente, o no, hacia donde saltaba. Al vacío. Y en el salto sigo… Aprendiendo. Aunque no dejo de avanzar no lo hago tan rápido como pensaba, y eso me pone naranja y a veces roja. Son muchas las cosas que construyen la base de una producción teatral, y… ¡¡llevo un mes sin tocar la parte artística!! Pero sigo manchándome, porque es lo que quería ¡¡mancharme de color!!. Sigo imaginando. Sigo trabajando. Sigo dando palos de ciego. Sigo aprendiendo. Sigo invirtiendo todo lo que tengo material e inmaterial. Sigo conociéndome en diferentes colores aprendiendo en este mágico camino que he elegido. El teatro y sus cosas… ¡maravilla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *